TURISMO  20 de abril de 2017

Las 7 cosas que las aerolíneas pueden hacer con sus pasajeros

Algunas disposiciones pueden parecer un exceso de libertad por parte de las empresas aeronáuticas, pero todo está todo dentro del límite de lo legal. El antecedente de la sobreventa en un vuelo de United.

7 cosas que las aerolíneas pueden hacer con sus pasajeros

Parece un exceso, pero está todo dentro de la ley.

No dejar subir a un pasajero que pagó su pasaje

No importa que el billete sea válido en algunos países se puede anular si la persona no viajó en uno de los tramos del vuelo, o si no utilizó el de ida aunque pretenda subirse al avión a la vuelta. Esta medida es cuestionada en los tribunales europeos y ya se debate una modificación del Reglamento (CE) nº 261/2004 del Parlamento Europeo para preservar el derecho del pasajero a usar el tramo del pasaje que le plazca.

Pedirle a los pasajeros a abrir las persianas  No se trata de una cuestión estética, sino para permitirle a los ojos de los pasajeros que se acostumbren a la luz exterior para que tengan una visión óptima en caso de que hay que hacer un aterrizaje de emergencia y haya que evacuar la aeronave. Lo mismo ocurre cuando apagan las luces de cabina durante el despegue o el aterrizaje si el vuelo es nocturno. También facilita la tarea de los grupos de rescate en caso de un accidente.  Obligar a un pasajero a descender del avión La sobreventa de pasajes es legal y bastante común. De no haber voluntarios para dejarle el lugar a otra persona -¿y por qué habría de haberlos?-, la aerolínea puede elegir al azar quién viaja y quién no. Los que se queden en tierra recibirán una compensación a cambio y la explicación por escrito. 

Obligar a los pasajeros a quedarse hasta 3 horas en el avión Los pasajeros están obligados a esperar hasta 3 horas hasta que le den el OK al piloto para despegar. Recién después de que se cumpla ese plazo es que pueden pedir de bajarse de la aeronave si lo desean (que suceda o no es distinto).

No pagar por extravío de equipaje o retrasos en el viaje

Las aerolíneas están obligadas a compensar económicamente a sus pasajeros, y a darles hospedaje, comida y bebida, en caso de que se produzca un retraso de más de 3 horas por "circunstancias ordinarias", como un error administrativo, falta de mantenimiento de la aeronave o problemas de la tripulación. Pero si el motivo es el clima, no hay a quién reclamarle. En el caso de las valijas, la aerolínea debe compensar al pasajero de acuerdo al tiempo que tarda en devolverle sus pertenencias, pero esto no suele suceder.

Las puertas del baño se abren desde afuera

Por cuestiones de seguridad, la tripulación tiene permiso para accionar el mecanismo escondido en la puerta del baño detrás del cartel de "No fumar" para abrirlo desde afuera. 

Arrestar o multar a los pasajeros

El piloto es la autoridad máxima dentro del avión durante el vuelo y están autorizados a arrestar o multar a una persona si tiene un comportamiento que puede poner en peligro al resto de los pasajeros y la tripulación. De hecho, el comandante puede hasta redactar el testamento de una persona o certificar su muerte. Mientras el avión esté en tierra, la aerolínea tiene la capacidad de negarle el servicio a una persona si no cumple con lo que le pide la tripulación o si está en mal estado, por ejemplo, extremadamente alcoholizado.

Fuente minutouno.com.ar

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios