Viernes 16 de Noviembre de 2018
Logo

19.5°C

Despejado


    28 de diciembre de 2016

Cuando los bajos instintos mandan

CRÍTICA DE TEATRO "Deseo", del autor Miguel del Arco, nos invita a ingresar en una historia de movimientos lúdicos, cuyos participantes formarán parte de un tablero en donde el desencuentro y el placer abrirán compuertas insospechadas. Destacada actuación de Julieta Ortega. Calificación: Muy Buena.

Por @Filighera
rfilighera@cronica.com.ar

Juegos, deseos insatisfechos, la posibilidad de abordar lo ajeno y la traición como eje de ruta en las relaciones humanas, en los vínculos más profundos e íntimos. El autor Miguel del Arco nos invita a ingresar en una historia de movimientos lúdicos, cuyos participantes formarán parte de un tablero en donde el desencuentro y el placer abrirán compuertas insospechadas.

Ana (Julieta Ortega) es la esposa de Manuel (Juan Gil Navarro) y comparte el gimnasio con su amiga soltera Paula (Moro Anghileri), confesiones y chistes mediantes. En tanto, Teo (Alejandro Paker), en pleno proceso de separación, es muy amigo de Manuel y de Ana.

Casi, como en una suerte de apuesta a suerte y verdad, sobre sexo, infidelidadades y traición, Ana invita un fín de semana a su casa a Paula, encuentro en el que Manuel y Teo jugarán roles ajedrecísticos y sus cambios de posición desatarán consecuencias insospechadas en la vida de ellos y de las respectivas damas.

Ese ámbito de la casa y sus integrantes nos darán la sensación de estar como en “Peyton Place” (La caldera del diablo). Todo está a punto de estallar. La represión de la verdad, los objetivos a llevar a cabo y el deseo siempre como rey en el centro de la escena.

Es el deseo el que manejará como títeres a cada uno de los contendientes dispuestos a modificar sus vidas para la sorpresa, el amor, la insidia o la resignación.

Miguel del Arco nos propone ingresar en un mosaico de actitudes humanas en donde el drama se combina con el humor y también, en muchos pasajes, con el suspenso.

Alejandra Ciurlanti, en tanto, es la responsable con buen tino y pulso firme de recrear la historia desde la dirección y generar en la platea, su majestad: interés y atracción.

La actuación es otro de los costados fuertes del espectáculo. Juan Gil Navarro (Manuel) y Julieta Ortega (Ana) es el matrimonio insatisfecho que con hostilidad y mentira juegan a pisar la delgada línea de quedar al borde del abismo.

Muy buena la entrega de Ortega y su impronta dramática encuentra efectiva correspondencia en el cinismo, la falsedad y la traición de Manuel, un personaje nada agradecido que interpreta con mucha intensidad Gil Navarro.

Paula oficia en todo este contexto como “el angel exterminador”. Sus actos van a tener incidencia plena en el resto de los personajes. Quiere y necesita recorrer el camino de la redención. Sublima lo sexual y no reprime, su físico persigue las órdenes de avasallar. No hay medida, no hay alcance de límites, su mente la insta a generar una suerte de suicidio colectivo. Moro Anghileri comprendió las situaciones de su personaje y lo logra, transitando, en definitiva, el gesto del derrumbe.

En tanto, Teo es el “Deseo”. Aflora, en un principio, como el ser menos significativo. Separado, en permanente conflicto con su ex, cargado de broncas, a un paso de la humillación, viviendo como Ray MillandDías sin huella”.

Sin embargo, algo despertará en su interior, una fuerza irrefrenable de poner claridad en otro grupo humano y retornar a una nueva realidad desde su propio yo. La frustración cede paso al gesto clave de la esperanza. Alejandro Paker compone, en consecuencia, un alma inanimada que se corporiza en la carne, dificil tránsito desde la tiniebla hasta la claridad. En consecuencia, una actuación muy meritoria desde lo personal y también por la devolución de energía del grupo colectivo.

   

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios





DOLAR

COMPRA
VENTA
35.01
37.01

HORÓSCOPO

Sagitario

SAGITARIO (del 23 de noviembre al 21 de diciembre)

Sabemos que tu trabajo es importante, pero deberías poner en la balanza de tu vida cuáles son tus prioridades en estos momentos. Invita a salir a esa persona que te tiene encantada. Aunque se cambien los roles, él sabrá interpretarlo y entrará en el juego. Concéntrate en el trabajo bien hecho y nadie te podrá negar los resultados. Momento económico inseguro, donde no conviene arriesgar nada.Sugerencia: Si te sientes algo más cansado de lo normal, no estaría de más que te tomarás algún que otro complejo vitamínico.