13 de diciembre de 2016

Se creó la figura de mediador barrial para solución de conflictos

Es a través de la sanción de una nueva ordenanza en el Concejo Municipal. El mediador barrial actuará a solicitud de las partes interesadas propiciando la comunicación cooperativa de solución de conflictos interpersonales barriales.

El Concejo Municipal sancionó este lunes una nueva ordenanza creando la figura del mediador barrial. Fue una iniciativa del concejal Franco Ponce de León (CC-ARI - Frente Progresista Cívico y Social). El mediador barrial “actuará a solicitud de las partes interesadas como un tercero imparcial y neutral, propiciando la comunicación directa entre las partes en miras a la búsqueda creativa y cooperativa de la solución de conflictos interpersonales barriales”, dice el artículo sancionado. "La mediación comunitaria tiene una gran importancia al descomprimir la tensión social, para revalorizar la buena intención de la gente, generar confiabilidad en la palabra empeñada, darle a cada vecino su rol de ´protagonista del conflicto´, y propiciar una cultura de fuerte respeto por el otro, y uno de los caminos posibles en pos de la tan ansiada paz social", explicó el autor de la iniciativa. Según lo votado por la unanimidad de los concejales, la nueva figura de mediador barrial se conformará en cada uno de los ocho distritos municipales, dependiendo su organización de la Secretaría General del Municipio y de la Dirección de Derechos Ciudadanos. “A partir de esta figura, el municipio de forma directa con los mediados e indirectamente por medio de las instituciones intermedias, estaría generando conciencia en la importancia del buen diálogo, el buen trato que deben proferirse ambas partes, en la importancia que reviste la escucha activa para la solución de conflictos entre vecinos”, explicó el concejal Franco Ponce de León. Ponce de León manifestó que “esta iniciativa tiene por objeto consolidar la mediación comunitaria fundándose en la posibilidad que tendrán los vecinos de la ciudad de no tener que trasladarse hasta otro punto de la ciudad para poder obtener una respuesta a sus reclamos; como así también la resolución de las diferencias barriales tanto individuales como grupales, creando lazos de cooperación, compromiso y participación vecinal. El articulado prevé, entre otros elementos, las condiciones indispensables y los requisitos para ser mediador barrial, como así también la creación de un Registro Municipal de mediadores, donde deberán hallarse inscriptos los interesados. La Ordenanza resalta además que, “el destinatario de la mediación comunitaria será cualquier vecino/a de la comunidad que sean partes de un conflicto o de varios que refieran a la convivencia vecinal, que asimismo tengan su domicilio en la ciudad de Santa Fe o que debido a la repercusión que posee el conflicto tenga lugar dentro la jurisdicción del Municipio”. Asimismo, la ordenanza solicita al Departamento Ejecutivo Municipal impulsar aquellas acciones tendientes a promover la concientización sobre la importancia del buen diálogo y trato que deben proferirse las personas y la importancia de la mediación como medio de resolución de conflictos.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios