El quilmeño Damián Fineschi a bordo de un Peugeot 408 se adjudicó este domingo el primer triunfo de su carrera en el automovilismo argentino, al imponerse en una atractiva final del Súper TC2000, por la apertura del campeonato 2015, que se disputó en el autódromo de la ciudad bonaerense de Junín.

Fineschi ganó de punta a punta la primera final de la temporada con un tiempo de 35 minutos 31 segundos y 133/1000, mientras que Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet Cruze, a 8114 milésimas de distancia) quedó segundo y Agustín Canapino(Peugeot 408, a 2.408 seg), se ubicó en la tercera posición completando el podio.

La próxima fecha tendrá lugar el 26 de abril en la ciudad santafesina de Rosario.

La competencia comenzó con un intenso ritmo, donde Fineschi y Spataro se rozaron en la partida, donde prevaleció el piloto del Peugeot semi-oficial para tomar el mando de la prueba delante del piloto de Renault.

Mientras, en el fondo de la grilla, Norberto Fontana no pudo largar y debió ser remolcado hacia el final de la recta para intentar repararle la caja de velocidades, lo que finalmente no ocurrió y lo sacó de la carrera.

Detrás estaban Muñoz Marchesi y Canapino, que partió quinto y logró superar en ese giro inicial a Facundo Chapur y Lucas Colombo Russell. 

Pero había lucha en todas partes, incluso en la mitad del pelotón donde Mariano Werner debió transitar por afuera del trazado luego del toque de un rival.

En el tercer giro ingresó el Auto de Seguridad por un despiste de Bruno Etman, limando todas las diferencias clasificando primero a Fineschi, segundo a Spataro y tercero a Muñoz Marchesi, reanudándose la carrera en el quinto giro con el Fluence del piloto de Lanús atacando a su rival quilmeño.

Pero el 408 del equipo de Salerno pudo contener los embates y se mantuvo al tope del pelotón.
Las emociones de la final subieron cuando Fineschi tocó la tierra y se le acercó Spataro.

Con los líderes despegados del pelotón, la acción se concentraba detrás, donde Werner peleaba por cada posición como si fuera al podio aunque se encontrara en el undécimo lugar defendiéndose de Ardusso, mientras Girolami trataba de recuperar todo lo perdido a lo largo del fin de semana y ya se encontraba octavo cuando la competencia transitaba la duodécima vuelta.

La carrera se planchó en la segunda mitad, principalmente porque Damián Fineschi se mostró sólido al frente del pelotón con una ventaja cercana a los tres segundos sobre Spataro.

Para calma del puntero, el Fluence que lo perseguía dijo basta y debió abandonar en la decimoquinta vuelta, con lo que la superioridad del quilmeño sobre el nuevo segundo, Muñoz Marchesi, era de 3.7 segundos.

Pero a cuatro vueltas del final todo volvió todo a foja cero, porque se juntaron todos en el pelotón detrás del equipo FE cuando quedaban solo cuatro giros para el final, por lo que Fineschi debió salir a darlo el todo por el todo para que su marcha no peligre.

Finalmente el flamear de la bandera a cuadros decretó que Damián Fineschi fue el primer ganador de la temporada, con el plus de haber sido el primer festejo de su carrera delante de un Muñoz Marchesi, que aguantó los embates de Canapino, que tuvo que conformarse con la tercera colocación.

Compartir

Comentarios