ACTUALIDAD  30 de agosto de 2014

El satélite argentino ARSAT-1 parte para su lanzamiento

Es transportado hoy desde Bariloche a la Guayana Francesa, donde será lanzado al espacio el próximo 16 de octubre. Sólo ocho naciones en el mundo tienen capacidad de construir sus propios satélites. Entre ellas, está Argentina.

El primer satélite geoestacionario diseñado, construido y testeado en Argentina, el ARSAT-1, será enviado desde Bariloche hacia la Guayana Francesa, donde será lanzado al espacio exterior el 16 de octubre próximo. El trabajo de planificación, investigación y desarrollo llevó ocho años.

El satélite, que demandó más de 1.300.000 horas/hombre de trabajo, cumplirá con el objetivo de incrementar las capacidades de nuestro país en materia de telecomunicaciones e impulsar el desarrollo de la industria espacial. A través de él se brindarán servicios de TV, telefonía, Internet y datos a todo el territorio nacional y países limítrofes.

La despedida del primer satélite argentino, que será trasladado desde la sede del INVAP en la provincia de Rio Negro, hacia su sitio de lanzamiento en la Guayana Francesa, es transmitida por la Televisión Pública. El avión que lo transportará hasta el aeropuerto de Cayenne será un Antonov AN-124, que hará escala en Ezeiza. La elección de este avión ucraniano se realizó en razón del peso y las dimensiones de la carga, ya que usualmente se lo utiliza para el traslado de locomotoras, fuselaje de aviones y otras cargas de gran magnitud. 

Argentina en el selecto ranking de los ocho países que producen sus propios satélites

Argentina en el selecto ranking de los ocho países que producen sus propios satélites

 

Desde el punto de vista estratégico, el haber formado una empresa nacional de comunicaciones satelitales y que los satélites fueran diseñados y construidos en Argentina, es un hito. 

El ministro de Planificación, Julio De Vido, consideró que el lanzamiento del satélite de telecomunicaciones Arsat 1 es "un gran logro y otra realidad concreta que deja este modelo de crecimiento, desarrollo, e inclusión social que lleva adelante la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner”. 

El funcionario recordó que "es producto de la decisión estratégica que trazo Néstor Kirchner en pos de implementar una política comunicaciones y aeroespacial inclusiva, soberana y con fuerte impulso a la industria nacional y a las capacidades de los técnicos argentinos".

Previo a su viaje a China, De Vido explicó que de esta manera la "Argentina ratifica su pertenencia al selecto grupo de naciones en el mundo con capacidad de construir sus propios satélites, algo que hace poco más de una década parecía imposible de lograr”. 

"Argentina ratifica su pertenencia al selecto grupo de naciones en el mundo con capacidad de construir sus propios satélites"

 

 

“Este camino hacia la soberanía satelital fue iniciado por el presidente Néstor Kirchner, cuando tomó la decisión estratégica de recuperar la gestión del espacio radioeléctrico -cedida en los noventa a la empresa francesa Thales Spectrum- y anular la concesión de la posición orbital 81 a la empresa Nahuelsat, frente al riesgo de perderla por falta de uso”, remarcó.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios